5 ago. 2013

El monje que vendió su ferrari (Audiolibro)


El monje que vendió su ferrari [The Monk Who Sold His Ferrari] 
Robin S. Sharma 

El monje que vendió su Ferrari es la sugerente y emotiva historia de Julian Mantle, un super abogado cuya vida estresante, desequilibrada y obsesionada con el dinero acaba provocándole un infarto. Ese desastre provoca en Julian una crisis espiritual que le lleva a enfrentarse a las grandes cuestiones de la vida. Esperando descubrir los secretos de la felicidad y el esclarecimiento, emprende un extraordinario viaje por el Himalaya para conocer una antiquísima cultura de hombres sabios. Y allí descubre un modo de vida más gozoso, así como un método que le permite liberar todo su potencial y vivir con pasión, determinación y paz. Escrito a modo de fábula, este libro contiene una serie de sencillas y eficaces lecciones para mejorar nuestra manera de vivir. Vigorosa fusión de la sabiduría espiritual de Oriente con los principios del éxito occidentales, muestra paso a paso cómo vivir con más coraje, alegría, equilibrio y satisfacción.

Citas del libro
  • Todo suceso tiene un porqué y toda adversidad nos enseña una lección".
  • "El 99% de los pensamientos que tienes en un día son exactamente iguales a los que tienes el día anterior".
  • "Empieza a vivir de tu imaginación, no de tus recuerdos".
  • "El secreto de la felicidad es simple, averigua que es lo que te gusta hacer y dirige todas tus energías en esa dirección."
  • "El éxito, como la felicidad, no debe perseguirse, sino seguirse".
  • "No hay que dejar que el reloj y el calendario nos impidan ver que cada momento de la vida es un milagro".
  • "Cada segundo que inviertes pensando en los sueños de otro, te estás apartando de los tuyos".
  • "Un objetivo no es tal si no lo anotas por escrito".
  • "Ningún hombre es libre si no es dueño de sí mismo". Epiceto
  • "Fíjate en los niños pequeños. No tienen límite. Su mente es un enorme panorama de posibilidades".
  • "No reímos porque seamos felices. Somos felices porque reímos". William James.
  • "Dejé de usar ropa cara, abandoné mi adicción a leer seis periódicos al día, olvidé la necesidad de estar siempre disponible para todo el mundo, me volví vegetariano y comí menos. Reduje mis necesidades".
  • "Nunca buscan ser superiores a ningún otro, sino ser superiores a su propio yo".
  • "Soy más de lo que aparento, toda la fuerza y el poder del mundo están en mi interior".
  • "Hay que moverse por prioridades, ese es el secreto del dominio del tiempo".
  • "El mejor momento para plantar un árbol fue hace 20 años. El segundo mejor momento es hoy. No malgastes ni un minuto de tu vida, piensa que algún día te vas a morir y cualquier día puede ser el último".
  • "Vive hoy, pues ya no habrá otro día igual que este".
  • "La vida no siempre te da lo que pides, pero siempre te da lo que necesitas".


3 ago. 2013

TEX-MEX

El tex-mex es un estilo de musical originario de la región que forman el estado de Texas (EE. UU.) y los estados del noreste de México. También hay una cocina tex-mex.

 

En 1690 los españoles colonizaron Texas, en la parte sur de Estados Unidos). En 1718 fundaron San Antonio, como un punto de paso hacia las misiones del este de Texas. En 1745, España colonizó la región que ahora es el valle del Río Grande (el Río Bravo del lado mexicano) y de esa manera nació la cultura texana, de herencia española.

Pero la cultura texana también estaba muy ligada a la cultura cajún. Estas semejanzas son evidentes aún en la actualidad. En la década de 1850, alemanes, polacos y checos emigraron a Texas y México, trayendo su estilo de música y baile: el vals, la polca, la redova y la vasoviana.

La Revolución mexicana (1910-1917) forzó a muchos de esos europeos a dejar México y establecerse en el sur de Texas. Su música tuvo entonces una mayor influencia en los texanos. A principios del siglo XX, la principal actividad de los texanos consistía en la explotación de ranchos y la agricultura. La única diversión era el ocasional músico itinerante que llegaba a los ranchos y granjas. Sus instrumentos básicos eran la flauta, la guitarra y el tambor. Interpretaban canciones transmitidas de generación en generación que originalmente se cantaron en España o en México.


Entre esos intérpretes destacó Lydia Mendoza, quien fuera una de las primeras personas en grabar música en español, como parte de la ampliación de la división de la RCA, Race Records (‘discos raza’) en los años veinte. Conforme los músicos viajeros se trasladaban a zonas habitadas por alemanes, polacos y checos, empezaron a incorporar en sus creaciones el compás de dos por cuarto, cuyo sonido se describe con la expresión “chun-ta” (en inglés oom-pah.

Se considera que el género tex-mex nace a mediados de los años cuarenta en Alice (Texas), cuando Armando Marroquín (oriundo de Alice) y su amigo Paco Betancourt (de San Benito) fundan Ideal Records, una disquera local dedicada a grabar exclusivamente música tex-mex.

Bajo la dirección de Marroquín, la empresa constituyó el vehículo ideal para que los grupos y artistas de tex-mex hicieran llegar su música al público. Marroquín —dueño también de una compañía de sinfonolas— se encargó de que las grabaciones de Ideal se distribuyeran por todo el sur de Texas. Las canciones grabadas, que eran creaciones de compositores mexicanos y texanos, se hicieron muy populares gracias a las sinfonolas instaladas en restaurantes, cantinas y otros establecimientos, así como a través de los entonces muy escasos programas radiofónicos en español.

Un factor fundamental en la evolución de la naciente música tex-mex fue la mezcla de géneros tales como el corrido, la música de mariachi y los estilos europeos continentales (particularmente la polca, que habían introducido los colonos checos y alemanes a fines del siglo XIX).

En particular, el acordeón, que fue adoptado por los músicos populares texanos a principios del siglo XX, se volvió muy popular entre los músicos aficionados de Texas y el norte de México. Pequeñas bandas, denominadas «Orquestas», que presentaban a músicos aficionados, se volvieron un elemento esencial en los bailes de la comunidad.

Narciso Martínez (1911-1992) le dio a la ejecución del acordeón un nuevo carácter de virtuosismo cuando en los años treinta adoptó el acordeón de botones de dos hileras, propio de la música norteña, de la cual recibió una gran influencia. Al mismo tiempo, formó un grupo con Santiago Almeida, quien tocaba el bajo sexto, una guitarra grave de 12 cuerdas, derivada de la bandurria española. Su nuevo estilo musical, llamado “conjunto”, pronto se convirtió en la música favorita de la clase trabajadora.


Flaco Jiménez (1939- ), hijo de un acordeonista y nieto de un hombre que había aprendido a tocar este instrumento de un inmigrante alemán, siguió la tradición de virtuosismo en el acordeón iniciada por Martínez y él mismo se volvió un referente en la escena internacional del movimiento World Music de los años ochenta.

En los años cincuenta y sesenta, con el surgimiento del rock and roll y la música country, los conjuntos de tex-mex incorporaron la guitarra eléctrica y la batería. También, intérpretes como Little Joe añadieron elementos musicales del jazz y el rhythm and blues y letras con influencia política chicana.

Los años sesenta y setenta trajeron una nueva fusión de culturas y las primeras radiodifusoras de La Onda Tejana. La compañía Bego Records —del músico y productor texano Paulino Bernal, miembro del legendario Conjunto Bernal—, descubrió e introdujo en la escena musical al grupo norteño Los Relámpagos del Norte, con Ramón Ayala y Cornelio Reyna. La influencia tex-mex de sus primeras grabaciones dio pronto una gran popularidad a esta nueva agrupación, que tuvo una magnífica trayectoria hasta su desintegración, a mediados de los años setenta. Ramón Ayala sigue disfrutando el éxito a ambos lados de la frontera. Cornelio Reyna disfrutó una carrera muy exitosa como actor y cantante y reapareció en la escena del tex-mex con un gran éxito, en colaboración con el grupo tex-mex La Mafia. Hizo presentaciones constantemente hasta su muerte, en 1997.

A fines de los años ochenta y principios de los noventa, el grupo La Mafia, originario de Houston y ya con una docena de premios musicales en su haber, originó un nuevo estilo tex-mex que habría de convertirse en el estándar de este género. La Mafia combinó un ritmo de estilo pop con el concepto mexicano de la cumbia y logró un éxito sin precedente en la industria del tex-mex, siendo el primer grupo tex-mex en vender más de un millón de álbumes, con Estás tocando fuego (1992).

Con una intensa serie de giras desde 1988, La Mafia abrió las puertas a artistas como: Selena, Emilio Navaira, Fama, Mazz, La Tropa F, Élida, Avante o Tex Mex Kings. Los instrumentos electrónicos y los sintetizadores empezaron a dominar el sonido y la música tex-mex empezó a atraer más a los seguidores bilingües del country y el rock.

El impacto que tuvo la trágica muerte de la cantante de tex-mex Selena motivó que su música recibiera más atención del público estadounidense en general. Selena fue la primera artista de tex-mex en ganar un Grammy y su álbum Ven conmigo se convirtió en el primer álbum de una mujer latina que ganó el oro.

La música tex-mex suele bailarse en un estilo similar al de la música country, con giros diversos y avances de 2 pasos que se combinan con el baile tradicional mexicano de un solo paso. Generalmente, si una persona sabe bailar música Country, podrá fácilmente integrarse a una pista de baile de música tex-mex. Al igual que en la música country, los que bailan tex-mex van avanzando alrededor de la pista en rotación contra las manecillas del reloj.

Desde 1998 la música tex-mex ha experimentado un declive en las estaciones de radio de todo Estados Unidos, debido principalmente al aumento de la inmigración de trabajadores mexicanos, más propensos a los géneros Norteño y Banda. Muchas estaciones de radio grandes y pequeñas de todo el país que antes transmitían música tex-mex, hoy difunden música de los géneros Banda o Norteño. Actualmente son pocas las estaciones de radio que mantienen su programación original, lo que hace difícil que los artistas de tex-mex difundan sus creaciones. Aunque con eso ha aumentado la popularidad de la radio de Internet que transmite música tex-mex, el número de fans de este género parece no aumentar en realidad, porque esta música ha dejado de difundirse por las estaciones de radio y televisión, de penetración masiva.



El término tex-mex se usa también en el rock estadounidense para los intérpretes influenciados por este ritmo: Sir Douglas Quintet Sam the Sam and the Pharaons The Mars Volta Sunny and the Sunliners Louie and the Lovers The Camps con Tequila los Texas Tornados Flaco Jiménez, Freddy Fender Augie Meyers y Doug Sahm Ceceilia, Los Lonely Boys y sobre todo la reina del tex mex: Selena.



Los Lobos es una banda de rock mexicano-americano del Este de Los Angeles, California, EE.UU, fuertemente influenciado por el rock and roll, tex-mex, la música country, folk, blues y música española / mexicana tradicional como boleros y norteño. El vocalista / guitarrista David Hidalgo y el baterista Louie Pérez se reunieron en la Escuela Secundaria Garfield en el Este de Los Angeles, y se unen a través de su afinidad mutua por gente como Fairport Convention, Randy Newman y Ry Cooder.