14 feb. 2015

El pescador canario que inspiró ‘El viejo y el mar’


El viejo y el mar (The Old Man and the Sea) es una historia escrita por Ernest Hemingway en 1951 en Cuba y publicada en 1952. Fue su último trabajo de ficción importante publicado en vida y posiblemente su obra más famosa, considerada como uno de los trabajos de ficción más destacados del siglo XX, reafirmando el valor literario de la obra de Hemingway. 

La obra trata sobre un pescador, ya anciano, que se encuentra en una época en la que recuerda su vida pasada con amargura ya que se encuentra con falta de suerte y con fuerzas muy reducidas para seguir con su labor. El joven que ha estado trabajando con él, hasta que sus padres se lo han retirado por su mala racha, sigue siempre dispuesto a ayudar, cuidar y aprender de la experiencia del viejo, a pesar de que con su nuevo patrón suele obtener abundante pesca.

(Wikipedia)

Alexander Petrov's animation


El pescador que inspiró a Hemingway ‘El viejo y el mar’ recupera la nacionalidad española 


A punto de cumplir los 104 años, Gregorio Fuentes, el pescador cubano que inspiró al escritor norteamericano Ernest Hemingway la novela ‘El viejo y el mar’, ha recuperado su nacionalidad española. Fuentes, que recobrará en breve en el Consulado su pasaporte español, reside actualmente en una modesta casa en Cojímar, donde se ambienta la famosa novela.

Fuentes, que fue durante décadas íntimo amigo de Hemingway y patrón de su yate ‘Pilar’, nació en julio de 1897 en Arrecife (Lanzarote).

Gregorio Fuentes llegó a Cuba con seis años en un velero en el que trabajaba su padre, que murió en la travesía, y se quedó en la isla caribeña donde trabajó toda su vida en el mar.

A finales de la década de los veinte conoció casualmente al escritor estadounidense Ernest Hemingway, quien lo nombró patrón de su yate ‘Pilar’ y a quien acompañó hasta su muerte en todas sus expediciones de pesca por la Corriente del Golfo. «Yo fui su cocinero, marinero, capitán de su barco, compañero», recuerda Fuentes.

Tras su suicidio en 1961, Hemingway ordenó en su testamento que el yate fuera para Gregorio Fuentes para que lo cuidara ‘como siempre lo había hecho ’.

Fuentes lo regaló al Estado cubano y ahora se exhibe en Finca Vigía, la casa museo del escritor en San Francisco de Paula, cerca de La Habana.

Fuentes reside actualmente en una modesta casa en Cojímar, la localidad pesquera a una decena de kilómetros de La Habana donde Hemingway atracaba su barco y donde se ambienta la famosa novela ‘El viejo y el mar’.
Artículo publicado en El Mundo, 2001

PD. Fuentes murió de cáncer en Cojímar en 2002 a los 104 años de edad. Como no sabía leer ni escribir, nunca leyó El viejo y el mar, la novela que escribió Hemingway basándose en ese personaje.