24 jun. 2013

Laurel Canyon, donde empezó el rock de la Costa Oeste


Podcast del programa Toma Uno (Radio 3)
El reciente documental Legends Of The Canyon - The Origin of the West Coast rock nos da pie para escalar dura nte este fin de semanas las colinas de Hollywood y produndizar en los pioneros de un sonido tan especial como el que se generó en Laurel Canyon. Esta película está producida y dirigida por John Brewer y cuenta con la narración del legendario músico y fotógrafo Henry Diltz. Laurel Canyon fue una especie de incubadora de una edad de oro de la música popular. Después, la inocencia y la creatividad en estado salvaje de aquellos años, ubicada en aquella colina, fue degenerando a una etapa de excesos. Allí vivía Cass Elliott, la gran dama de la llamada "familia real hippie", es decir The Mamas And The Papas. Pero en aquellos años encontramos vecinos tan ilustres como Barry McGuire, Joni Mitchell, Crosby, Stills y Nash, entre muchos otros.

Sosteniendo que la paz y el amor podían salvar el mundo, una comunidad de jóvenes concienciados empezaron a brotar en Laurel Canyon durante aquellos tumultuosos años 60. Los llamaban hippies. Laurel Canyon es una zona boscosa del área montañosa de Los Angeles, en California, conectando San Fernando Valley, a un lado de la colina, con Sunset Strip, en el otro. Era el lugar perfecto para que toda una serie de músicos muy prometedores se trasladaran allí. Los alquileres rondaban los 100 dólares por casas bastante grandes situadas en la parte superior de Kirkwood. Desde allí a Sunset Strip había una caminata de poco más de 3 kilómetros o una bajada en auto stop. Locales como el Whisky a Go-Go, el Roxy, el Rainbow, Pandora's Box, el Trip y otros algo más alejados, como el Troubadour y Bido Lito's eran los lugares en los que estas bandas 'desconocidas' aspiraban a tocar. Además había un grupo de artistas y bailarines conocidos en Los Angeles como "Freaks" cuyo apoyo a cualquiera de esas bandas, llenando sus conciertos, suponía el respaldo de toda la comunidad. Así empezaron a destacar grupos como los Byrds. Por aquellas calles se hablaba, y mucho, de las bacanales organizadas por algún miembro de los Monkees, de la "calle del amor" de Jim Morrison y los Doors, de Love, unos británicos como Fleetwood Mac, de un trío conocido como America y de unos jóvenes que llegarían a formar los Eagles y que tenían amigos del calibre de Jackson Browne. Era Laurel Canyon, donde empezó el rock de la Costa Oeste.